Como ya nos tienen acostumbrados, otro viernes más que los operarios del Taller Protegido aprendiendo a Vivir, estuvieron con su puesto ofreciendo productos Caseritos. En esta oportunidad vinieron con un amplio stock de tallarines, fideos moñitos y ñoquis de huevo y espinaca.

La concurrencia de la gente por la plaza para comprar sus productos es muy buena, y en poco tiempo venden la totalidad de los productos que traen.

Recordemos que el pasado viernes en menos de una hora vendieron 70 paquetes de ñoquis, y durante la tarde la gente se acercó al taller para hacer su compra.

El dinero que se recauda con estas ventas va destinado a la mantención y los gastos fijos mensuales que tiene la Institución.

NOTA CON GABRIELA Y EVELYN: