Un Bombero de la ciudad, se accidentó en el día de ayer en momentos en que trabajaban para sofocar un incendio en Rodeo de los Caballos. Sufrió una caída, se le desprendió el casco y golpeó su cabeza, fue atendido en Río Cuarto y ahora se encuentra bien en su casa.

IMAGEN ILUSTRATIVA

NOTA CON GUILLERMO CHESTA