En la mañana de hoy pudimos dialogar con uno de los empleados despedidos de la fábrica OLCA de nuestra ciudad, Guillermo Toledo con más de 40 años dentro de la empresa relató la situación por la cual atraviesan él y su sobrino Diego Toledo.

Recibieron una carta documento donde se anoticiaron de los despidos sin mediar una razón laboral sino siendo sindicados como los autores de pintadas en el sindicato y en la fábrica.

A todo esto van a mantener el reclamo en las puertas de la empresa hasta no obstante se aclare la situación se les pague lo adeudado y se reincorporen los trabajadores despedidos.

Les invitamos a escuchar la nota con Guillermo Toledo: