Estos días llegaba un pedido a Cabrera Solidaria de ropa de abrigo y calzado para los alumnos que concurren a la escuelita de Los Juríes (Santiago del Estero) Lote 51.

El coordinador movido por este pedido nos puso en contacto con la docente del lugar Nelva Pareda, en una nota telefónica nos comentó las necesidades y la situación de estos chiquitos que concurren al colegio, es una situación muy compleja y difícil dada la falta de trabajo y la extrema pobreza de muchas familias, en estos momentos está haciendo mucho frío decía Nelva y los días de lluvia llegan mojados, embarrados, con mucho frío y así permanecen por falta de ropa para cambiarse, nosotros los esperamos haciendo fuego y con brazas para poder calefaccionarlos, algunos llegan desabrigados en alpargatas y sin medias, sus padres se ausentan en la semana son trabajadores golondrinas y es lo que tienen y no alcanza para mantener a los niños, son familias jovenes pero muy numerosas y de muy bajos recursos.

La comunidad educativa la componen más de 45 niños, cuentan con un comedor donde se los espera con el desayuno y el alimento al medio día que a veces es lo único que reciben ya que por la noche la cena es una taza de mate cocido, esa es nuestra realidad destacaba Nelva, papás que no les alcanza para los alimentos.

El personal docente permanece en la escuela ya que dista a más de 50 km, en el caso de Nelva se queda durante toda la semana en el colegio a igual que otra docente que viene a dar clases de una población que se encuentra límite con la Pcia de Salta que vuelve a su casa cada 2 meses y una docente de Nivel Inicial que es de los Juríes.

Nelva tiene 5 hijos y viaja los Domingos a Los Juríes y pernocta en la semana hasta el día viernes que vuelve a su casa, es muy duro llegar al lugar y ver la necesidad de los niños, los tomas como tuyos como tus propios hijos, te duele saber el frío que hace como estarán, si están abrigados sabiendo que hay hacinamiento, poco abrigo y eso duele mucho a uno como maestro remarcaba Nelva.

En otra parte de la nota Nelva explicaba el estado de los caminos con que cuentan en la zona, son caminos de tierra poseados con mucha tierra dando a conocer de accidentes muy lamentables con la pérdida de una docente .

En los meses de inviernos nos tenemos que preocupar de pedir al Hospital remedios para la tos , para la fiebre y es entendible porque son chicos que no se abrigan no porque no puedan sino porque no tienen remarcaba Nelva, casos de enfermedades respiratorias, bronquitis, etc que provoca mucha ausencia y vamos a sus casas a verlos a llevarles la tarea.

Cabrera Solidaria busca la solidaridad de la gente para ayudar a estos chicos de la escuelita Lote 51 en ropa, calzados falta conseguir el camión y gasoil para llegar con estas donaciones.

En el final Nelva agradecía a la gente esperando le tiendan una mano para aliviar el frío de Los Juríes en sus pequeños niños que asisten a la escuelita.

Audio de la Nota: