Los operarios del Taller Protegido Aprendiendo a Vivir, otro viernes más estuvieron en la plaza con su puesto ofreciendo productos caseritos, de elaboración propia y frescos.

En la mañana de hoy en su puesto ofrecieron pizetitas, tallarines, fideos moños, ñoquis y maní para praliné.

Debora mencionó que todo lo que se recaude estos viernes con el puesto en la plaza será destinado a la fiesta de fin de año que organizan para los operarios.

NOTA CON DEBORA MATALONI: